sábado, 25 de enero de 2014

Sistemas de riego alternativos

Sistemas de riego alternativos

En aquellas regiones donde las inclemencias del tiempo provocan largos periodos con escasez hídrica, como es el caso de la región  mediterránea, se hace necesario un aporte extra de agua para garantizar la supervivencia de nuestras plantas y árboles.

A parte de los sistemas convencionales de riego que podemos encontrar en la agricultura y jardinería (aspersión, goteo, inundación, nebulización,...) existen otros tipos más desconocidos e interesantes, que se han usado ocasionalmente para evitar la muerte por estrés hídrico de los brinzales plantados tras repoblaciones forestales, en  zonas con escasas precipitaciones, áridas o subdesérticas.

Estos sistemas se caracterizan por un aporte de agua muy localizado y de baja frecuencia que sin embargo se hace imprescindible en aquellos meses de verano que las precipitaciones son nulas y la humedad ambiental es muy baja.

Estos sistemas se pueden clasificar en:
  • Microrriego a través de recipientes enterrados o superficiales como tarros de barro, botes; cápsulas porosas; botellas de plástico; bolsas.
  • Riego por goteo solar.
  • Microrriego por medio de tubos verticales de PVC, PE, tallos huecos; tubos porosos.
  • Riego con cajas de agua (Waterboxx).
  • Riego mediante mechas o cuerdas.
  • Pantallas atrapaniebla.

Microrriego a través de recipientes enterrados:
Este es uno de los sistemas de riego más antiguos conocidos ya usados por los chinos en el siglo I a.c o incluso antes y posteriormente por diversas civilizaciones hasta llegar a la actualidad, donde algunos agricultores aún lo siguen empleando para cultivar árboles frutales de secano.

Es un método muy simple que consiste en enterrar pequeños recipientes de barro cocido al lado de los brinzales. Estos recipientes tienen la capacidad de rezumar agua, ya que están elaborados con materiales porosos. Al enterrar el recipiente con agua en su interior, éste la ira cediendo por diferencial hídrico y con un flujo lento y prolongado, aportando a la planta agua cuando sus necesidades sean más elevadas, ya que a mayor temperatura, mayor sequedad del terreno y por tanto mayor aporte por filtrado.

Riego a través de recipientes de barro
Cabe destacar que estos recipientes han de tener cierta capacidad, de uno a tres litros, preferentemente altos y redondeados, con cuello y boca estrechos, de modo que puedan ser tapados con facilidad y evitar así una posible evaporación. La panza del recipiente ira enterrada cerca del cepellón del árbol plantado, dejando en el exterior el cuello para ir rellenándolo cuando sea necesario.


Recipientes válidos para el riego subterráneo



También hay que mencionar que recipientes esmaltados o barnizados no sirven, ya que al aplicarle estas sustancias se tapan los poros impidiendo la traspiración del agua.

Este sistema se ha llevado a cabo en ciertos lugares con unas características del suelo y del clima  adversas y donde se ha comprobado el éxito de las repoblaciones.

Actualmente podemos encontrar en el mercado elementos que permiten regar nuestras plantas de una manera más eficiente, pero basados en el mismo método descrito anteriormente. En la imagen inferior podemos observar un sistema de riego que consiste en un cono de material cerámico que se enrosca a una botella y se clava en el sustrato. Según la sequedad del suelo irá pasando mayor o menor cantidad de agua a la planta.
Riego con cono cerámico
 
Riego por goteo solar.
Este sistema de obtención de agua se basa en un método conocido desde la Edad Media y que consiste en destilar aguas saladas, contaminadas o no potables y transformarlas en potables.
En un recipiente cerrado por su parte superior por un cristal y con agua en su interior, se expone a los rayos del sol, éste va evaporando el agua contaminada del interior del recinto y al entrar en contacto con el cristal superior se condensa en el mismo y se van acumulando gotitas, hasta que finalmente y por efecto de la gravedad se desplazan hasta un receptáculo donde se acumularán en forma de agua destilada.
Destilador solar
























Este método supone una gran ventaja en aquellas zonas desérticas, áridas o marítimas donde no se posee agua dulce potable para beber o regar, pudiendo emplear para ello aguas salinas, salobres, contaminadas, incluso orina. Obteniendo a partir de estas sustancias cantidades importantes de agua destilada y potable.
 
El sistema de riego por destilación solar se basa en el método anterior. Para ello emplearemos dos o tres garrafas de 5 litros que cortaremos por su parte inferior y otras tres botellas de litro y medio que cortaremos por su mitad y reservaremos su parte inferior.
 
A continuación colocaremos las tres partes inferiores de las botellas de litro y medio en un lugar cercano a la planta y con las partes superiores de las garrafas de 5 litros las cubriremos como se ve en la imagen inferior. La garrafa la introduciremos unos centímetros en la tierra para evitar que se vuelque por el viento y además, conseguir un recipiente totalmente cerrado.
 
Una vez tenemos listos todos los elementos podemos abrir los tapones de las garrafas y llenar los culos de las botellas de medio litro que están en el interior, procediendo a su cerrado tras su llenado.
Ahora solo hay que dejar que el sol evapore el agua de su interior, que al entrar en contacto con las paredes de la garrafa, precipitará en forma de gotitas que llegarán a la tierra y por tanto la planta podrá absorber dicha humedad.

Este sistema es muy interesante y efectivo, ya que aporta agua cuando las necesidades de la planta son mayores, esto se debe a que cuanto más calor haga y más humedad necesite la planta, más agua se evaporará y condensará en las paredes de la garrafa, precipitándose hacia el suelo e infiltrándose.
Riego por goteo solar

Tomateras regadas por goteo solar.
Riego por tubos de PVC.
Este método cosiste en aplicar riegos subterráneos y localizados, lo más próximamente posible a las raíces del brinzal. Se pueden emplear para ellos varias variantes de este método.

En primer lugar, podemos emplear tubos rígidos de Pvc, que enterraremos próximos al cepellón del arbolillo a una profundidad de 30 a 50cm. Al tubo previamente le haremos unos cuantos agujeros de forma que el agua salga con mayor facilidad, por otro lado dejaremos que el tubo sobresalga de la tierra unos centímetros para permitir regar a través de él cuando sea necesario.

La idea es que el bulbo húmedo se encuentre a suficiente profundidad como para evitar que el sol evapore el agua que irá destinada a regar nuestros árboles.
Riego por tubo de PVC
 Para el sistema anterior se podría sustituir los tubos de PVC por algún tipo de material vegetal hueco, del tipo de las cañas gruesas, de esta manera emplearíamos materiales orgánicos y degradables, que no tendríamos que molestarnos en quitar cuando el árbol ya haya alcanzado una talla mayor.

Otra variante del sistema anterior, sería mediante el uso de tubos plásticos pero esta vez flexibles, teniendo en cuenta que deben tener suficiente grosor como para evitar que el peso de la tierra los aplaste y nos impida el riego.
Tubo corrugado de plástico ideal para el riego subterráneo.

Estos tubos irían enterrados alrededor del cepellón en forma de espiral, con los agujeros previamente realizados, de esta manera se aportaría una mayor cantidad de agua y además se distribuiría más uniformemente alrededor del cepellón. Ver imagen inferior.
Riego con tubo enterrado



Caja de agua waterboxx:
La caja de agua waterboxx es un novedoso invento que permite cultivar plantas y árboles en lugares de extrema sequedad. Consiste en un recipiente del tamaño de un rueda de motocicleta con una apertura en el centro, donde iría el árbol joven o una semilla plantada en el terreno. El recipiente en su interior lleva agua, que esta conectada al suelo a través de una mecha que produce el trasvase del recipiente al sustrato.

Por otro lado, la cubierta del recipiente esta diseñaba para atrapar la lluvia o lo que en más interesante la humedad del aire, condensándola en su superficie y por gravedad dirigiendo las gotas hacia su interior. Además, previene la evaporización del agua de la tierra y protege las raíces contra el sol, el viento, las malezas y los roedores. Después de un año, el árbol es lo suficientemente fuerte para crecer por sí solo y la caja se puede retirar y reutilizar con facilidad.

Waterboxx
Riego con mechas o cuerdas:
El método de riego con mechas se viene empleando en jardinería desde hace mucho tiempo, ello nos permite prescindir del riego durante periodos de tiempo más o menos largos.
 
Es un sistema muy sencillo que consiste en introducir una mecha o cuerda gruesa alrededor del cepellón de nuestra planta o árbol y la misma cuerda se introduce en un recipiente con agua.
La mecha se irá empapando y por osmosis las raíces atraerán esa agua hacia la planta.
 
Es recomendable introducir la cuerda dentro de un tubo o trozo de manguera de modo que el sol no evapore el agua que va circulando a través de la mecha..
Riego por mecha

Bonsái regado con mecha
Pantallas atrapaniebla.
 
Las pantallas atrapanieblas, están destinadas a la captación de humedad nocturna que se encuentra cercana al suelo. Se inició como alternativa en regiones donde no hay agua, o donde el líquido elemento es tan escaso que hay que adoptar otras vías alternativas para poder plantar.
 
El funcionamiento es simple, se trata de poner una especie de pared a la niebla que asciende con la noche o en su caso, la formada por el enfriamiento nocturno, que forma el rocío. En esa pared se depositan minúsculos corpúsculos de agua, que van formando gotas. Por su peso se desplazan hacia abajo, donde un canal colector lleva el agua resultante a las raíces de la planta, o a un depósito, si se quiere utilizar después.
 
Pantallas atrapanieblas
 
El sistema permite interceptar el flujo de la niebla de alta densidad o humedad. Para esto es necesario ubicar los paneles en dirección perpendicular al viento y si se cuenta con montes o montañas, lo ideal es colocarlas de cara al viento, en alturas variables que pueden ser de unos 300 a 800 metros sobre el nivel del mar. La idea es atrapar la niebla cuando asciende por la ladera, y que queden fijados en ella los corpúsculos de agua.
Cuando esto ocurre, miles de gotas son capturadas por la red extendida, y acumulándose una con otra forman otras más grandes que terminan cayendo por su propio peso a una canaleta plástica o metálica en forma de V que se coloca debajo. Posteriormente, por la misma gravedad, se llevan hacia abajo, a las raíces o a un estanque cerrado para evitar su contaminación con el aire del exterior y mantener su pureza.
 
En definitiva estos son algunos de los sistemas de riego alternativos que podemos emplear en aquellas zonas donde la escasez de agua es un problema. Existen multitud de variantes e ideas que nos ayudan a rentabilizar el agua al máximo, aplicándolas, se nos permite conseguir satisfacer las necesidades hídricas de nuestras plantas, además de mejorar el entorno y su reforestación. Sin duda una eficaz medida para luchar contra la desertización

12 comentarios:

  1. Acabo de leer con sorpresa tus sencillos e interesantes sistemas de riego.Me han entusiasmado por ser ingenios al alcance de cualquiera que ame el milagro de la reproducción vegetal.Entretenida lección obligatoria en nuestras escuelas de primaria. Gran acierto.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste Juan To, efectivamente es importante difundir ideas como éstas para contribuir entre todos a la mejora de nuestro entorno natural.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. muy interesantes sistemas de riego y ademas faciles de realizar. estoy interesada en conocer e investigar sobre sitemas de riego alternativos que permitan reducir los costos para personas de menos recursos.. tu blog me ha sido de gran ayuda... muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. buenas tardes muy interesante y ademas sencillo y accesible a cualquier agricultor, soy técnico agrícola y la universidad jamas nos enseña estos sencillos trucos que están al alcance de cualquier persona.

    ResponderEliminar
  5. buenas tardes muy interesante y ademas sencillo y accesible a cualquier agricultor, soy técnico agrícola y la universidad jamas nos enseña estos sencillos trucos que están al alcance de cualquier persona.

    ResponderEliminar
  6. Parece que funcionan bastante bien verdad? Tenemos que comprar algunos aspersores de riego pero ahora mismo no con cual quedarme la verdad, todos parecen bien chulos

    ResponderEliminar
  7. Como instalar alguno de estos sistemas en arboles grandes

    ResponderEliminar
  8. me gusta tus sistemas de riego soy estudiante de tecnologia ambiental de primer año quisiera saber si la maceta de barro llena de agua alado de la planta tiene el mismo sistema

    ResponderEliminar
  9. Llevo probando desde hace un tiempo este sistema de riego de mechas o cuerdas y me ha ido de maravilla con su funcionamiento y rendimiento, os lo recomiendo

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante lo importante es que funcione para el fin que es la humedad del suelo y la captura del agua por las raices de las plantas.Lo demas es asunto tecnico de ajustes a los diferentes sistemas de riego y en funcion a beneficio/costo. Innovacion y sostenibilidad.

    ResponderEliminar
  11. el systema de riego con bote de barro de micro porosidad existe en Francia : lo llamamos OYA . Me gustaria encontrar estos botes en Andalusia donde tengo un jardin
    Alguien puede decirme como se llama en español ? Gracias

    ResponderEliminar
  12. Excelente post!lo voy a poner en práctica a ver qué tal.

    ResponderEliminar